¿Qué ver en Cartagena? ¿Qué es imprescindible ver en esta ciudad?

¿Quién no ha escuchado hablar de esta hermosa ciudad? Y es que hay tanto que ver en Cartagena que un día no es suficiente para disfrutarla por completo.

La Manga del Mar Menor

La Manga del Mar Menor

Es una población pequeña española asentada sobre un cordón litoral situado en el sureste de la península ibérica, en la Región de Murcia y, tras su urbanización en la segunda mitad del siglo XX, es un centro turístico de gran importancia.

Pertenece a los municipios de Cartagena en su parte sur y San Javier en su parte norte, que han constituido un consorcio para administrar la zona. Al norte del canal del Estacio es un espacio protegido denominado Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar que da continuidad al cordón litoral y forma parte del término municipal de San Pedro del Pinatar.

En la actualidad, la mayor parte del espacio de La Manga es terreno urbano y sólo se conservan pequeñas manchas de lo que fue su vegetación originaria y los ciervos y jabalíes han desaparecido por completo.

Teatro Romano de Cartagena

Teatro Romano de Cartagena

El teatro romano de Cartagena es un teatro de época romana, construido entre los años 5 y 1 a. C. en la ciudad de Carthago Nova, actual Cartagena. Tenía capacidad para unos 7000 espectadores, y estuvo en uso hasta el siglo III, a partir del cual se superpusieron varias edificaciones.

En 1988 fue descubierto por el arqueólogo de la Universidad de Murcia Sebastián Ramallo Asensio y las excavaciones dirigidas por él lograron exhumarlo para poder ser visitado en el marco del Museo del Teatro Romano. El 21 de enero de 1999 fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento.

Sobre el barrio bizantino y el teatro, se construyó en el siglo XIII la Catedral de Santa María la Vieja. Muchos de los muros de la catedral contienen restos de diferentes épocas, algunos atribuibles al teatro.

Cala Cortina, Cartagena

Cala Cortina, Cartagena

La Cala Cortina es una playa de la ciudad de Cartagena, muy cercana al puerto y el barrio de Santa Lucía. Para acceder a ella, solamente hay que bordear el puerto por el barrio de Santa Lucía y atravesar un túnel. Este recorrido sirve de paseo turístico, ya que se puede contemplar el puerto natural rodeado de acantilados y montañas.

El mirador que sirve de aparcamiento ofrece unas estupendas vistas de la cala y del mar Mediterráneo. Después de las últimas reformas, ofrece una zona de juegos para niños, un paseo marítimo, hamacas y sombrillas, además de un restaurante. La playa es de arena artificial, y a pocos metros del mar hay una isleta natural. En las zonas de rocas, y en los extremos de la playa, se practica la pesca y el buceo.

Museo Naval de Cartagena

Museo Naval de Cartagena

Es un edificio histórico de casi 3.500 metros cuadrados, localizado en el recinto amurallado de Cartagena, el museo militar se encuentra ubicado en el puerto de la ciudad y que presenta exposiciones relacionadas con la construcción naval. Es filial del Museo Naval de Madrid.

La colección se extiende entre sus salas, el vestíbulo y los pasillos, contando con un vestíbulo donde se puede destacar la maqueta del buque escuela Juan Sebastián de Elcano, y la imagen de la Virgen del Carmen, son dos emblemas de la Armada Española, además de objetos variados.

Los pasillos exponen la munición y las máscaras utilizadas en la primera mitad de siglo. Mientras que la Sala Arsenal presenta planos, herramientas de carpintería y herrería de ribera, talleres de jarcia y velas, elementos de maniobra y modelos de barcos de vela, restos de los navíos “Ntra. Sra. de Atocha” y “Santa Margarita”, documentos de principio de siglo.

En la Sala Infantería de Marina se recogen cuadros que muestran las acciones y batallas en las que participó la infantería de marina a lo largo de su historia. También hay fotografías de la infantería de marina y una sección dedicada a sus bandas de música, armas y uniformes.

¿Qué comer en Cartagena?

Los platos más conocidos de Cartagena son, sin duda, el caldero, un arroz elaborado por los pescadores preparado con pescado de roca, y los michirones, un guiso hecho con habas secas. Para deleitar a todos sus visitantes, otros platos típicos son el arroz y conejo, el conejo al ajo cabañil, los salazones (pescado seco) y postres como el arrope (dulce elaborado con higos secos), el tocino de cielo y el pan de Calatrava.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba